27 octubre, 2016

¿QUÉ ES LA TERAPIA COGNITIVO CONDUCTUAL?

La TCC se centra en trabajar tanto la conducta como el pensamiento de la persona que viene a consulta, puede ayudar a cambiar la forma en cómo piensa la persona (“cognitivo”) y cómo actúa (“conductual”) y estos cambios te pueden ayudar a sentirte mejor.

La Terapia Cognitivo Conductual es una terapia científica, lo cual no significa que sea infalible sino que los procedimientos aplicados están investigados con rigurosos métodos experimentales, actualmente muy unidos a los avances en neurociencias. Por eso es que tenemos más probabilidades de lograr los objetivos.

El papel del terapeuta cognitivo conductual es activo, es decir, pregunta, contesta, sugiere, explica. Puesto que entendemos que el paciente busca ayuda porque sufre una serie de problemas que no ha podido resolver por sí mismo. El terapeuta cognitivo conductual posee conocimientos científicos sobre cómo proceder para aliviar el padecimiento.

La duración de un tratamiento depende de muchos factores, pero principalmente de dos. Primero, el diagnóstico, pues hay problemas cuya solución es más rápida y sencilla. Segundo, el compromiso del paciente; pues en Terapia Cognitivo Conductual acostumbramos dar a los pacientes ejercicios y tareas; cuanto más se dedique el paciente, más rápidamente se logran los objetivos. Por lo que las terapias no duran varios años, excepto en los casos graves o crónicos.

La Terapia Cognitivo Conductual tiene tres grandes etapas

En mi consulta utilizo de manera integrativa con otras terapias, siendo habitualmente la base de la sesión la Terapia Cognitivo Conductual.

Un tratamiento con Terapia Cognitivo Conductual se divide en tres fases: evaluación, tratamiento y seguimiento.

Durante la primera etapa, la evaluación psicológica, nos ocupamos de conocer al paciente y entender los problemas por los que consulta. Paralelamente vamos transmitiendo al paciente lo que vamos descubriendo, de este modo él empieza a conocer su problema y nos da su punto de vista. En esta fase se acuerda con el paciente los objetivos que vamos a abordar en el tratamiento y se fijan prioridades. La fase de evaluación es variable y puede durar entre 3 y 5 sesiones.

La segunda etapa es en la cual se lleva a cabo el tratamiento propiamente dicho y es la etapa más larga y de duración variable dependiendo de cada cado.

Aquí es cuando se aplican las técnicas dirigidas a lograr el cambio que beneficia al paciente, tratando de alcanzar los logros que se plantearon en la primera etapa. Las técnicas que se aplican varían mucho según el problema, el paciente y el momento que esté atravesando.

La tercera etapa es el seguimiento, vamos espaciando la frecuencia de las consultas mientras aplicamos procedimientos orientados a mantener los cambios y prevenir recaídas. En el momento en que los objetivos se han conseguido y el cambio se ha consolidado, le damos el alta al paciente.

 

PRECIO SESIÓN TERAPIA COGNITIVO CONDUCTUAL: 50€ tiempo estimado 60 minutos.