Sé la mejor versión de ti mismo

Quiero que este post se enfoque de manera concreta sobre los puntos claves para que puedas brillar con tu máximo esplendor:
-Cree en ti mismo. Nadie puede hacerlo mejor que tú. Y no es un opción, es necesario. Muchas personas te pueden decir que eres maravilloso, pero no te lo creerás hasta que no lo compruebes.
Cuídate. Dedica tiempo a tu salud, para que tanto cuerpo como mente estén en buen estado de funcionamiento.
Conócete a ti mismo, identifica tus necesidades, escucha tus pensamientos. Acéptate a ti mismo tal cual eres y respétate como persona.
Resalta tus puntos fuertes. Absolutamente todos tenemos puntos fuertes y puntos a mejorar. Nadie es perfecto. Con frecuencia tendemos a obsesionarnos sobre nuestros rasgos más débiles, perdiendo la oportunidad de exponer nuestros puntos fuertes, e incluso de desarrollarlos de forma exponencial. Si tu trabajo no permite que saques todas esas fortalezas, implícate en hobbies que sí lo hagan y así estarás contribuyendo a tu realización personal. Además, tu autoestima se vera reforzada.
-Enfrenta los obstáculos. Muchas personas en vez de superar los retos que aparecen en su camino, se dejan guiar por sus miedos y en vez de afrontarlos, simplemente los evitan. Pero no por taparse los ojos, las dificultades se desvanecen, si no que incluso pueden afectarnos de manera más intensa, por el simple efecto acumulativo. Para resolver problemas invierte toda tu fuerza y ​​creatividad. No permitas que las personas resten sobre tu crecimiento personal. Amate y supérate a ti mismo, pero no consientas perder tu esencia.
-Rompe los limites. Elimina de tu vocabulario todos los pensamientos que te dicen “no soy capaz”, “no valgo”, “no puedo”. No permitas que ningún muro limite tu camino hacia tus objetivos. Pues movernos en busca de nuestros objetivos de vida, es fundamental para cubrir nuestras necesidades. Si estas no se realizan o al menos se ponen en marcha, genera frustración en insatisfacción vital.
-No te compares con nadie. Esto no genera más que malestar y el desarrollo de complejos. Cada uno de nosotros somos seres únicos, y eso es lo que nos hace especiales. Si todos dispusiesemos de las mismas facultades, que aburridas, e incluso competitivas serían nuestras interacciones.
-Se la mejor versión de ti mismo. Soy mejor de lo que era ayer, pero no tan bueno como seré mañana. Esto implica que tomes decisiones por ti mismo y, que no permitas que otros decidan por ti lo que tienes que vivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *