¿Cómo salir de tu zona de confort?

La zona de confort no es un espacio físico, sino un estado psicológico en el que nos sentimos seguros, sin embargo, esta postura aparentemente cómoda, puede convertirse en un lastre que no posibilita el crecimiento personal ni otros aspectos vinculados con el aprendizaje de conductas que nos llevan a conseguir un sentimiento de logro y satisfacción personal.

Es un “espacio” que conocemos sobradamente, que tiene que ver con los hábitos que realizamos frecuentemente y que nos permiten conocer que podemos esperar en cada situación. De este modo conseguimos, a priori, disminuir la incertidumbre, los miedos y la ansiedad que nos pueden generar los cambios, las nuevas oportunidades y todo aquello que requiere que hagamos algo diferente a lo que hacemos con asiduidad. Pero las consecuencias de no arriesgar, de no apostar por nosotros mismos pueden conducirnos a la más profunda apatía, a la frustración e incluso llevarnos hacia ciertas dinámicas de conducta que pueden acabar en depresión.

Por lo tanto, estas conductas pueden afectarnos de menor a mayor intensidad, desde estar trabajando en un puesto que no nos satisface, pero nos resulta cómodo, hasta situaciones más serias, como sufrir acoso laboral y no tomar medidas por miedo a las consecuencias. Por consiguiente, lejos de estar una zona cómoda, nos podemos hallar en una zona de total incomodidad.

Si aún no te ha convencido lo que has leído hasta aquí, voy a darte más motivos para que abandones tu zona de confort:

  • Te permitirá superarte a ti mismo, venciendo tu miedo al fracaso. ¿Acaso no tienes muchos sueños o metas por cumplir?… en ocasiones aparcados por miedo al fracaso o por sentirte incapaz.
  • Mejorará tu autoestima, pues con cada logro, por pequeño que sea, te sentirás mejor contigo mismo y reforzarás tu autoconfianza.
  • Vivirás nuevas experiencias, encontrarás nuevas capacidades en ti y conocerás gente nueva.

Estos son sólo algunos de los beneficios que están al alcance de tu mano, simplemente da un paso y sal de tu zona de confort.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *