¿Por qué mienten los niños?

Motivos para mentir en la infancia

 

Todos los niños y niñas en algún momento de su desarrollo hacen uso de la mentira. Existen dos tipos de mentiras las naturales y las intencionadas.: Antes de los 5 años, se da un tipo de mentiras que son totalmente naturales, acordes al desarrollo del menor, es decir, la expansión de la imaginación hace que la fantasía se entremezcle con la realidad. Esto puede convertirse en un problema si se vuelve algo frecuente y se mantiene más allá de la edad reseñada, pudiendo enmascarar una baja de autoestima que intenta equilibrarse mediante el uso de mentiras como mecanismo de defensa.

Sin embargo, las mentiras intencionales pueden ser debidas a varios motivos:

  • Por imitación de la madre o padre que miente: El aprendizaje por observación es uno de los más importantes, más aún si la observación es sobre las figuras de referencia. Si los padres usan habitualmente las mentiras, los niños simplemente replicaran este patrón de comportamiento, asumiendo que es aceptable.
  • Por miedo. Esta suele ser la causa más frecuente de mentira en los niños. El temor a ser reprendido, castigado o desaprobado, hace que oculten o manipulen la realidad, por ejemplo; si un niño sabe que sus padres se van a enfadar por las notas sacadas en el colegio, pudiendo castigarle con no realizar una actividad deseada próxima en el tiempo, el niño puede mentir y decir que aún no se las han dado.
  • Por frustración. La baja tolerancia a este sentimiento, hace que los niños quieran alterar la realidad, por otra deseada.
  • Para demandar atención. Simular que padece una dolencia, o inventarse una problemática, tienen la pretensión de captar la atención de los adultos, quizá debido a un sentimiento de desatención.
  • Para cumplir expectativas. Expectativas que tienen los adultos sobre el menor, cuando el nivel de exigencia sobre un niño es elevado, este puede querer estar a la altura de las expectativas, por lo que, para no defraudar a sus mayores, mediante el uso de la mentira pueden creer que estos se sientan más orgullosos de él.
  • Por exigencia. Cuando le exigimos mucho a un niño, esperando grandes resultados por su parte, el pequeño podrá intentar hacernos creer que está al nivel de nuestras expectativas, y mentirá para no defraudarnos. Por ejemplo, una niña puede mentir diciendo que ha leído muchos libros únicamente esperando la aprobación de sus padres ante este comportamiento, creyendo que así estarán más orgullosos de él y de este modo no les defraudará.
  • Por evitar la vergüenza. Determinadas conductas o sentimientos producen vergüenza en el menor, para evitarlos se recurre a la mentira.
  • Para proteger a alguien.

Acabamos de ver ¿Por qué mienten los niños?, en el próximo artículo hablaremos sobre qué hacer para que los niños aprendan a ser sinceros.

Pero para finalizar me gustaría lanzar una reflexión. Si quieres que tu hijo o hija no usen la mentira para relacionarse con los demás, da ejemplo y no recurras a las mentiras, ni siquiera las piadosas.

 

Resultado de imagen de lying kids

¿Por qué mienten los niños?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *