Supera la ansiedad

Supera la ansiedad

 

¿Qué es la ansiedad?

 

Todo el mundo experimenta ansiedad en algún grado, sin embargo, en ocasiones debido a diferentes factores esta se puede convertir en un verdadero problema.

El miedo es una emoción que nos avisa de posibles peligros, dicha emoción nos ha servido a lo largo de nuestra evolución como especie, con un único objetivo, la supervivencia. La ansiedad funciona de manera similar, preparando a nuestro organismo ante una posible amenaza, por lo que en su justa medida es una herramienta necesaria y positiva. Pero si esta, se torna intensa puede provocar agitación interna y sentimientos de temor, dando lugar a una serie de síntomas físicos y psicológicos, los cuales pueden tener repercusiones muy negativas en nuestra vida cotidiana. Llegados a este punto, estamos ante un trastorno de ansiedad que necesita de tratamiento. Esta situación conduce a las personas hacia un temor frecuente a re-experimentar la situación u objeto (o situaciones) inductor de la crisis de pánico. Siendo frecuente que la persona adopte como forma de mantener el control, así como medida de protección, la evitación a las fuentes desencadenantes del malestar. Esta conducta es la clave que hace que la problemática se mantenga en el tiempo, e incluso se intensifique.

El miedo y la ansiedad, de manera patológica, son emociones que pueden atrapar a la persona que las experimenta, llegando a limitarla, hasta el punto de sentirse encerrado en una caja, ya que su mundo se ha ido reduciendo a medida que la ansiedad ha ido tomando el control de su vida.

El tratamiento principal para los trastornos de ansiedad consiste en terapia de exposición, esta exposición será programada de manera diferente dependiendo del problema de ansiedad al que la persona se enfrente, por ejemplo; en la agorafobia, la exposición gradual es muy efectiva, resulta necesario que la persona se exponga a las situaciones en las que los pensamientos de temor aumentan, hasta que llegue el momento que consiga habituarse a dichas situaciones y la ansiedad, consecuentemente, disminuya o incluso desaparezca.

A lo largo de este proceso, la persona va entendiendo, mediante la práctica, que las temidas consecuencias, poseen poca probabilidad de ocurrir en situaciones reales, por lo que los miedos se van refutando (contradiciendo) y descondicionando en nuestro cerebro.

 

Tips para vencer la ansiedad

Las personas que padecen un trastorno de ansiedad, intentan recuperar el control de sus vidas, tratando de evitar ciertos pensamientos ansiogenos (que producen ansiedad), esto puede conducir a un círculo vicioso que gira entorno a la preocupación.

Fenómeno pasajero. Se debe transmitir a la personas que sufren cualquier tipo de trastorno de ansiedad, que las emociones son pasajeras, por lo tanto están limitadas en el tiempo, concretamente, la ansiedad puede alcanzar un punto álgido de intensidad, que se puede mantener entre 10 y 20 minutos, después de este tiempo la ansiedad ira remitiendo.

Implicación en el proceso. Resulta fundamental el compromiso y la persistencia de la persona a lo largo de todo el proceso, en donde la misma tiene que abandonar su zona de seguridad y confort, que le proporciona la evitación a lo temido, pues esto la conduce a pagar un precio muy alto, ya que en cierto modo pierde la libertad de vivir su vida como realmente desea vivirla.

Reducir el estrés en el día a día. Este punto es imprescindible ya que contribuye a mejorar los estados de ansiedad, para ello se debe disminuir el número de tareas que se intentan abordar a la vez. Tomarse su tiempo y planificarse es necesario, pues la organización reduce, la presión y el caos, lo cual a su vez fomenta la disminución de los niveles de cortisol, responsables del estrés.

Dedicar a diario tiempo para uno mismo. Es decir, realizar una actividad que resulte placentera.

Contrastar los pensamientos intrusivos que invaden la mente. Muchos de ellos no están basados en hechos reales sino en creencias regidas por los temores, por ejemplo, “me voy a desmayar”, a lo que la persona se debe contestar a sí misma “esta afirmación es falsa pues nunca he perdido previamente la consciencia”.

Mente mindfulness. Esto quiere decir decir, que debemos enfocar la mente en el momento presente. Vivir pensando en lo que queremos conseguir y no tenemos, o por el contrario, en lo que pasó en el pasado y te hubiese gustado que fuese de otra manera, genera impotencia y eleva la ansiedad. Debemos vivir y disfrutar del aquí y el ahora, así como de los pequeños placeres que te rodean, pregúntate, ¿Cuánto tiempo hace que no te paras a saborear un alimento que te gusta?

Además, el mindfulness incluye elementos como la meditación, siendo uno de los objetivos dejar de luchar contra los pensamientos recurrentes, pues cuanto más luchas, más presentes se hacen y más ansiedad generan. Aceptarlos y centrarnos en elementos como la respiración, hace que dichos pensamientos pierdan su poder sobre nosotros.

Estrategia psicoterapéutica de saciación. Hay personas que constantemente dan vueltas a sus temores y a las posibles consecuencias indeseables de los mismos, esto tal y como hemos visto, eleva los niveles de ansiedad, en vez de alimentar estos pensamientos a lo largo del día, lo cual genera una dependencia a los mismos. Lo correcto sería reconducirlos en un momento concreto del día, mediante un fenómeno llamado “saciación”, esta es una técnica de terapia de conducta en la que se administra el reforzador de forma masiva para que pierda su valor reforzante. Es decir, la persona debe planificar 20 o30 minutos diarios, durante los cuales deberá centrar toda su atención en esos pensamientos negativos, esto producirá un fenómeno de saciación que ira produciendo un rechazo hacia los mismos. Es como si te dieses un atracón y después te pusiesen tu plato preferido.

No acumular tareas pendientes. Tan negativo resulta abordar varias tareas a la vez, como ir aplazándolas, pues genera una sensación de agobio por todas las obligaciones que tenemos que abordar, situación que nos lleva a un bloqueo que incrementa el malestar. Intenta realizar todas las obligaciones, que te vayan a ocupar poco tiempo e su desempeño y así eliminas carga de trabajo, de inmediato tu cerebro se sentirá menos saturado.

Recuerda, todas estas técnicas te ayudaran a superar la ansiedad, pero si hablamos de una situación que te desborda, se debe acudir a un especialista.

 

“Perdónate, acéptate, reconócete y amate; date una nueva oportunidad. Recuerda que tienes que vivir contigo mismo para siempre”. Facundo Cabral

 

Resultado de imagen de anxiety person trap in a box

Supera la ansiedad

 

 

 

One thought on “Supera la ansiedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *