Beneficios de vivir con mascotas

Compartir tu vida con una mascota, supone contar con un amigo incondicional, que después de un día difícil estará a tu lado para darte cariño y amor. Pero las ganancias que aporta vivir con animales van más allá. Múltiples estudios muestran que favorece el bienestar físico y mental.

Beneficios de vivir con mascotas

Previene las alergias

Los niños que crecen con perros y gatos tienen menor riesgo de sufrir alergias, todo lo contrario a lo que se pensaba con anterioridad. Varias investigaciones sugieren que los niños que crecen en entornos con “animales de pelo”, tendrán un menor riesgo de padecer alergias y/o asma. Una explicación puede tener que ver con que, una mayor exposición en edades tempranas a un número más elevado de alérgenos o bacterias puede reforzar el sistema inmunológico.

Efecto socializador

Las mascotas posibilitan el acercamiento entre personas en la calle, en parques, etc… Resulta sencillo entablar conversación, incluso con extraños, cuando hay una mascota de por medio, preguntar la raza, la edad de nuestro perro puede dar pie a generar vínculos interpersonales. Aumentando de este modo la extroversión del dueño, actuando a su vez como «lubricantes sociales».

Mejores amigos de los niños

Y en los más pequeños, los vínculos afectivos con el animal de compañía les permiten superar la sensación de ansiedad, tristeza o miedo, pues con frecuencia los niños se acercan a su mascota para abrazarla y obtener alivio a estas sensaciones. Esto también aparece cuando el niño presenta un problema, buscando en su pequeño amigo consuelo, al igual que recurren a adultos de referencia o amigos.

Otros beneficios de vivir con mascotas para los niños, muestran un incremento en la responsabilidad, al tener que colaborar ayudando en las necesidades del cuidado del animal. Además de fomentar el desarrollo de la empatía en los menores.

Beneficiosas para el corazón

Ser dueño de mascotas según varios estudios, puede estar asociado con una mejora en los niveles de presión arterial, niveles de colesterol y una menor incidencia de obesidad, ya que estos animales pueden tener un efecto positivo en las reacciones del cuerpo al estrés.

Tener perro en particular, según la Fundación Española del Corazón confirma que reduce las enfermedades cardiovasculares. Matizando que esto no funciona de manera mágica, pero si contribuye, puesto que tener un perro fomenta que hagamos más ejercicio y mejora nuestra salud anímica.

Combaten la depresión

Las necesidades de cuidado que requieren las mascotas, proporcionan un propósito en la vida de su compañero humano. Obligando a la personas con depresión o ansiedad a levantarse de la cama y moverse. Las mascotas aportan una compañía inestimable y un amor incondicional sin juicios de ningún tipo.

Ayudan a reducir el estrés

Un estudio llevado a cabo por el equipo de la doctora Sandra Baker (psiquiatra) de la Universidad Commonwealth de Virginia (EEUU), midió las ondas cerebrales de varias personas que tenían mascotas antes y después de pasar un rato con ellas. Dichos estudios muestran que tener una mascota y acariciarla con frecuencia, ayuda a disminuir los sentimientos de ansiedad, estrés y depresión. Por lo que se aconseja jugar, acariciar, pasear e incluso hablar con tus mascotas para despejar la mente y percibir de este modo los beneficios de vivir con mascotas.

Ventajas para los ancianos

Que un adulto mayor deba de preocuparse por su pequeño amigo, responsabilizándose de sus cuidados; sacarlo a pasear, darle de comer,aseo etc… puede proporcionarle compañía, ayudarle a interactuar socialmente y fomentar que permanezca activo.

También puede mejorar notablemente la autoestima. Muchas veces las personas de este grupo de edad, experimentan una sensación de vacío ya sea porque se han jubilado o porque sus hijos se han independizado, sintiéndose poco útiles.  Las mascotas requieren de atención continuada, por lo que pasan a ocupar un lugar principal en la vida de los ancianos, aumentando exponencialmente la autoestima.

Puede ser muy positivo para pacientes con Alzheimer, estos pueden presentar una gran variedad de problemas de comportamiento, muchos de los cuales están asociados a la incapacidad de enfrentarse al estrés. La interacción que se establece con una mascota puede ayudar a calmar a un paciente con Alzheimer y disminuir sus posibles comportamientos agresivos, dando lugar a menos brotes de ansiedad, ya que las mascotas pueden ser un medio de comunicación no verbal positivo. Así como suponer un elemento de contacto con la realidad.

Además las mascotas pueden ayudar a aliviar el estrés que en muchas ocasiones los cuidadores de pacientes con Alzheimer experimentan. Particularmente, los gatos, los conejos, los pájaros, etc…pueden ser más adecuados que los perros, ya que éstos últimos requieren de un mayor cuidado y aumentan la carga del cuidador.

Estos son solamente algunos de los beneficios que ofrece el compartir nuestra vida con mascotas. Tanto es así, que el uso de terapias asistidas con animales cada vez es más frecuente y las mismas se extienden en una amplia variedad de aplicaciones, debido a los buenos resultados obtenidos a nivel terapéutico.

Si estás pensando en compartir tu vida con una mascota, habrás comprobado que es una inversión para tu salud. Sin embargo, es importante resaltar la importancia de que adoptes y no compres, hay muchos animales sin hogar que necesitan una oportunidad y tú se la puedes dar. ADOPTA.

http://www.anaaweb.org/

https://elrefugio.org/default.aspx

 

 

Los ojos de un animal tienen el poder de hablar un gran idioma. Martin Buber

 

 

Resultado de imagen de perro adorable con niño

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *