Cómo vencer tus inseguridades

¿Qué son las inseguridades?

La falta de confianza es un sentimiento negativo que nos impide disfrutar de la vida y genera sentimientos de disconformidad y miedo, al no poder expresar nuestras propias opiniones, deseos y emociones.

Todas las personas poseen inseguridades en mayor o en menor medida. No importa lo confiado y seguro que alguien sea (o aparente ser); lo cierto es que nadie es inmune a la inseguridad.

Si alguna vez, te sientes vulnerable, debido a tus inseguridades, recuerda que no eres la única persona que se siente de esta manera. No va a solucionar tu inseguridad, pero ayudará a que te sientas menos sólo y contribuirá a darte una sensación de normalidad con respecto a los demás.
En nuestra sociedad, tendemos a pensar que la inseguridad es sinónimo de debilidad, esta  afirmación es falsa, ya que se necesita mucha fuerza para seguir superándote pese a las trabas que pueden  generar las inseguridades. Debemos tener claro que las inseguridades son parte inherente al ser humano, convirtiéndose en un problema cuando realmente nos resultan limitantes en la consecución de nuestros objetivos. Por lo tanto, puedo tener inseguridades y ser una persona fuerte, pero para ello debo de poder reconocer mis inseguridades y no permitir que sean ellas las que tomen el control de mi vida.

El origen de las inseguridades
Nuestra voz crítica interior, la cual influye sobre nuestros niveles de seguridad, parte de la misma niñez. Las primeras experiencias que tenemos con nuestra familia pueden estar en la raíz de nuestra inseguridad como adultos. Las críticas excesivas y las exigencias desmedidas, o incluso, en el lado opuesto las alabanzas desmesuradas y poco realistas, pueden ser perjudiciales para la autoestima del niño o la niña. La clave de una autoestima saludable es un estilo equilibrado de crianza.
La razón de esto es que los niños deben poder verse reflejados como en un espejo, observándose tal cuál son para de este modo sentirse seguros. Para ello, una actitud sana que los padres deberían mantener es verse a sí mismos y a sus hijos de manera realista, tratandoles con total aceptación y compasión.
Una forma adecuada consiste en apoyar a tus hijos, guiándoles para que encuentren por sí mismos en qué áreas son buenos y únicos por quienes son, ayudándoles a fomentar estas habilidades en todo momento.
A medida que el niño persigue cualquier objetivo, estos “cobran vida”, el padre y la madre, deben ofrecerle apoyo y reconocimiento por el esfuerzo empleado, en lugar de centrarse en los resultados obtenidos. Motivale siempre por los pequeños pasos dados, esto ayudará a que persista en su empeño.

Consecuencias de la inseguridad
Muchas experiencias a lo largo de nuestra vida conforman nuestra autoestima y nuestras inseguridades, desde las actitudes negativas dirigidas hacia nosotros hasta las actitudes que nuestros padres tenían hacia sí mismos. A medida que vamos creciendo, internalizamos estos puntos de vista como propios. Llegando a mantener estas creencias vivas, las cuales nos pueden acompañar por siempre. Algunas de las creencias críticas distorsionadas más comunes son:
• Eres estúpido.
• No eres atractivo.
• No eres como los demás.
• Eres un fracaso.
• Nunca haces nada bien.
• Nadie te querrá jamás.
• Eres un perdedor.
• Nunca harás amigos.
• Nunca podrás dejar de beber (fumar, etc.).
• Nunca lograrás nada.

Por un momento, imagina cómo sería tu vida si no tuvieses pensamientos negativos limitantes dentro de tu cabeza. Visualiza como vivirías libre de toda inseguridad.

La inseguridad en nuestra vida
La inseguridad puede afectarnos en innumerables áreas de nuestra vida. Cada persona percibirá que su actitud crítica será más fuerte en unas áreas que en otras. Por ejemplo, puede sentirse bastante confiado a nivel laboral pero estar completamente perdido en su vida sentimental o viceversa. Incluso puedes notar que cuando un área mejora, la otra se deteriora.

La seguridad en el trabajo
Algunos pensamientos negativos que generan inseguridades laborales:
• Todo el mundo espera que lo resuelvas tú.
• Nunca tendrás éxito.
• Estás bajo demasiada presión, no puedes superarlo.
• Nunca lograrás tus objetivos. Eres tan vago.
• Ya lo harás mañana
• Nadie te aprecia.
• Tienes que ser el mejor o te despediran.
• Nadie te quiere soporta en el trabajo.
• Tu carrera ha de ser lo primero, por lo que tienes que sacrificar otras muchas cosas
• ¿Cuándo vas a conseguir un trabajo de verdad?
• Nadie te contratará.

Inseguridad en las relaciones
Las relaciones vividas a lo largo de la vida, pueden provocar heridas y temores. Comenzar una nueva relación, puede recordarnos circunstancias pasadas y activar nuestras inseguridades. Dejarnos llevar por esos pensamientos de inseguridad pueden dañar seriamente nuestras relaciones interpersonales. Un claro ejemplo de ello, son los celos.

Lo que vivimos en el pasado, por muy negativo que fuese, no tiene porque volverse a repetir. Casi todo el mundo en algún momento de su vida, ha fracasado en su relación
Los pensamientos críticos más frecuentes hacia nosotros mismos acerca de las relaciones incluyen:
• Nunca vas a encontrar a otra persona que te entienda.
• No te involucres demasiado o acabarás sufriendo.
• El/Ella es demasiado para ti.
• Tienes que mantener siempre su interes
• Eres mejor persona estando sólo/a
• En cuanto sepa como eres, te dejará.
• Tienes que estar en continua alerta.
• Es tu culpa si se enfada.
• No seas demasiado buena persona o acabarán haciendote daño.

Consejos prácticos

  • Evita las personas muy inseguras o aquellas que utilizan las críticas de forma destructiva.
  • Aumenta tu autoestima. Primeramente debes conocer tus fortalezas y aspectos positivos, te recomiendo el ejercicio siguiente; haz una lista con 10 cosas buenas sobre ti, si te cuesta busca a gente cercana que te ayude a completar ese listado. Resulta útil pensar en los logros que se han obtenido a lo largo de la vida.
  • Rodéate de gente que te apoye.
  • Piensa que la inseguridad es invisible al resto. Nadie puede ver tu inseguridad. Las personas están demasiado preocupadas por su propias inseguridades, como para notar tu inseguridad.
  • Las inseguridades mejorarán cuanto más las desafíes la confianza en tí mismo no mejorará a menos que estés dispuesto a trabajar duramente en ella, debes asumir riesgos sin ninguna garantía de que vas a recoger frutos.
  • Sólo por tener una sensación de inseguridad, no significa que será de esta manera. Nunca confundas los pensamientos con los hechos. En muchas ocasiones la percepción que tenemos sobre nosotros mismos dista mucho de la manera en que los demás nos ven. Pese a que nuestra validación y autoestima no debe venir de fuera, de la percepción de quienes nos rodean, ayuda a sentirse menos inseguro cuando te das cuenta de lo que estás sintiendo, solo es eso, un sentimiento. Los sentimientos son subjetivos y no una interpretación exacta de lo que realmente está sucediendo a nuestro alrededor. Permítete sentir lo que necesitas sentir, pero nunca equivoques los sentimientos con los hechos. Preguntate, si realmente estás siendo excesivamente autocrático e inflexible contigo mismo.
  • Utiliza tu inseguridad como motivación para el cambio transforma ese sentimiento de inseguridad, en un reto que te sirva para probarte a ti mismo/a. Utiliza tus dudas e inseguridades como elemento motivador
  • En algún momento te tocará luchar con la inseguridad, es algo totalmente normal. Trabajar contra la inseguridad, tal y como hemos visto, no conseguirá que lleguemos al punto en el que erradiquemos por completo todas nuestras inseguridades. La inseguridad probablemente será una batalla constante a lo largo de nuestra vida, pero la propia superación de las mismas supone un aprendizaje sobre nosotros mismos. La clave está en aprender a usarlas para nuestro beneficio. Esta superación personal sirvirá para reforzar nuestra autoestima y aumentar nuestra sensación de seguridad. Sólo tenemos que hacer el ejercicio de entender y aceptar ,el hecho de que la inseguridad no es 100 mala para nosotros, sino parte del proceso de aprendizaje hacia nuestra plenitud como seres humanos.
  • Puedo sentirme inseguro y seguir siendo feliz ya hemos establecido que la sensación de inseguridad no es mala en sí misma. Debes recordar que sentir inseguridad y sentirse feliz no son emociones mutuamente excluyentes.
  • Soy magnífico si eres muy duro con la percepción que tienes de ti mismo, debes empezar por cambiar tus pensamientos, para ello, imponte a los pensamientos negativos con los mismos en positivo. Por ejemplo, si eres muy crítico con tu cuerpo, repitete mentalmente que eres hermoso/a (siempre que aparezcan pensamientos negativos), y a la largo notarás mejoría, pues eres maravilloso tal cual eres

Cómo superar la inseguridad paso a paso
Una vez que tengamos claro los motivos de nuestra inseguridad y en qué nos afecta, podemos comenzar a desafiarla. Es esencial, trabajar con nuestros pensamientos negativos desencadenantes de la inseguridad. A continuación aparecen los pasos a seguir, basados en la propia terapia psicológica:

Empieza verbalizando tus pensamientos autocríticos en segunda persona. A continuación anota estos pensamientos. En vez de escribir “soy estúpido, nunca tendré éxito “, escribiras:” Eres estúpido. nunca tendrás éxito. “Este proceso le ayuda a separarse de estos pensamientos, viéndolos como un enemigo externo en vez de su punto de vista interno y real.

Intenta encontrar el origen de las primeras experiencias de vida que contribuyeron a conformar estos sentimientos de inseguridad. Esto te permitirá sentir cierta comprensión y compasión por ti mismo, rechazando estas actitudes como parte intrinseca de uno mismo.

Debes responder a tus críticas internas, confrontándolas con tu punto de vista real. Puedes escribir declaraciones racionales y realistas sobre cómo eres en realidad.  Para ello debes de responder como lo harías con un amigo que necesita tu apoyo, con compasión y amabilidad.
A continuación reflexiona detenidamente en tus comportamientos actuales. ¿Cómo te afectan en el trabajo? ¿Con tu pareja? ¿Con algún miembro de tu familia? ¿En objetivos y metas? ¿Qué eventos desencadenan tu inseguridad? ¿En qué áreas esta inseguridad es más poderosa?.

El paso final, y no por ello menos importante, consiste en hacer un plan de cambio de estos comportamientos. Si la inseguridad te impide o limita a la hora de conseguir tus objetivos. Si recurres constantemente a pensamientos odiosos que favorecen la aparición de comportamientos autodestructivos, es hora de parar estos comportamientos y liberar el potencial que tienes en ti.
Este proceso no resulta sencillo, junto al cambio suele venir de la mano la ansiedad . Estos sistemas de autodefensa, y concretamente las voces internas críticas, te han acompañado durante mucho tiempo, y pueden hacerte sentir incómodo ante el desafío que se te presenta. Has de tener presente, que cuando comiences con el cambio, las voces se volverán más intensas y no desaparecerán de la noche a la mañana, pero con un poco de constancia y paciencia, empezarán a debilitarse. Siempre que percibas que la inseguridad aparece, comienza con tus auto instrucciones (anteriormente descritas).
Es importante practicar la autocompasión, esta es psicológicamente beneficiosa para la autoestima. Debemos conocer que la autoestima se centra en la evaluación y el rendimiento, donde la compasión por uno mismo fomenta una actitud de bondad y paciencia.

La autoestima puede aumentar nuestros niveles de seguridad, donde la auto compasión nos pide que reduzcamos la velocidad y nos concedamos el valor que merecemos simplemente por ser seres humanos.

Una vez que nos demos cuenta de nuestra propia fuerza y valia, una vez que apreciamos las formas a través de las cuales  hemos sido lastimados, podemos conocernos a nosotros mismos de una forma más profunda, desde este punto podemos empezar a liberarnos de las cadenas que nos amarran. Podemos superar las inseguridades de nuestro pasado y convertirnos en la persona que queremos ser.

inseguridades

  1. *Compasión es el deseo de aliviar el sufrimiento del otro y el sufrimiento propio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *