Identifica la depresión

En mi consulta e incluso fuera de ella me encuentro mucha gente que utiliza con demasiada frecuencia el termino estar deprimido cuando tienen un estado de ánimo bajo, esto ha llevado a muchas personas a entender que cuando atraviesan momentos en los que se sienten tristes están sufriendo una depresión. Esta equivocación hace que no sepan identificar en qué momento están padeciendo una depresión y por lo tanto cuándo pedir ayuda. La tristeza es una emoción humana que es transitoria y que ocurre como consecuencia de un suceso que nos resulta desagradable, como por ejemplo una separación sentimental (duelo por separación), el fallecimiento de un ser querido (duelo), una pérdida de empleo, las causas pueden ser infinitas y son específicas para cada persona, es decir, un hecho que puede ser doloroso para alguien quizás no lo sea para otra persona.

Sin embargo la depresión es un estado mediante el cual la persona deja de disfrutar de las experiencias que le brinda su entorno (anhedonia). Hasta el punto de entrar en un círculo de negatividad dentro del cual las cosas que antes eran importantes pueden dejar de tener sentido.

La depresión da lugar a una alteración de los niveles de algunos neurotransmisores en el cerebro de la persona afectada, estos cambios se manifiestan en varios aspectos a parte de los anteriormente mencionados:

  • La persona se siente triste con mucha frecuencia, incluso en los casos más severos esa tristeza se puede mantener por largos periodos llegando a sentirse a diario. Algunas personas lo describen como una necesidad imperiosa de llorar que aparece con cierta asiduidad.
  • Otra manifestación se ve de forma clara en la alteración de los patrones del sueño, las personas con depresión pueden aumentar significativamente el número de horas que duermen o, por el contrario padecer insomnio.
  • También pueden aparecer cambios en el apetito, al igual que pasa con el sueño hay personas que aumentan la ingesta de comida, algunas refieren que es para llenar el vacío que sienten y otras en cambio disminuyen la cantidad de alimento (nudo en el estómago o ausencia de “ganas” de comer).
  • Perdida de energía, la persona se puede llegar a sentir decaída, con un cansancio continuo que a veces puede llegar a ser limitante e incluso invalidante para la persona que lo padece.
  • Sentimientos de culpa e inutilidad. Dentro de esa espiral de negatividad, pueden darse sentimientos a través de los cuales la persona siente que no vale para nada.

Según lo visto la depresión es un problema que afecta a la persona en todas la áreas de su vida, es un estado difícil pero del que se puede salir, incluso en las depresiones más graves se pueden lograr mejoras significativas, a través de una serie de pautas diarias que deberían ser guiadas por un terapeuta que podrá identificar las necesidades concretas según el caso.

Pero para entrar en el camino hacia la recuperación, lo primero es que la persona identifique que necesita ayuda.

 

depresion1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *