La Bulimia

La bulimia es un trastorno de la alimentación caracterizado por atracones y purgas. Esto significa, que la persona que padece bulimia suele comer compulsivamente, es decir, come una gran cantidad de alimentos en un corto período de tiempo. Y tras esta acción se deshace de los alimentos consumidos,  pudiendo eliminarlos vomitando o tomando laxantes.

La bulimia a menudo comienza en la mitad de la adolescencia. Sin embargo, estamos asistiendo a una prolongación de los rangos de edad de inicio, dándose un comienzo en personas preadolescentes y también una aparición en edades más tardías con respecto a los patrones anteriores.

Con frecuencia encontramos que las personas que padecen este trastorno buscan ayuda en momentos de cambio en su vida, tales como, el inicio de una nueva relación o tener que vivir con otras personas por primera vez.

Un dato significativo es que esta problemática tiene una mayor incidencia en paises occidentales.

 

Posibles signos de la bulimia

La persona se preocupa e incluso obsesiona con su peso, tomando medidas para controlarlo.

La persona come con mucha ansiedad, rápido y mucha cantidad, en definitiva dandose atracones.

En muchas ocasiones la persona come a escondidas.

La persona puede intercalar los atracones con ayuno.

La persona se provoca el vómito, esto suele hacerse a escondidas, por lo que un sintoma de este comportamiento es ausentarse al lavabo justo despues de comer.

Pueden tomar laxantes u otros remedios con el fin de perder peso, de forma excesiva.

Pueden hacer deporte en exceso para quemar calorías.

En ocasiones la paciente tiene períodos menstruales irregulares o incluso ausentes.

La persona se siente cansada.

Puede aparecer culpabilidad, directamente por la propia bulimia o por otras circunstancias, pudiendo llegar a ser un modo de autocastigo.

La persona puede mantener un peso normal, pese a los esfuerzos por hacer dieta, e incluso debido a los atracones llegar a fluctuar en el peso engordando y adelgazando.

La persona puede comprar gran cantidad de alimentos que normalmente se evitarían por su gran aporte calórico, estos alimentos desaparecerán incluso en pocas horas de la nevera.

Tras un atracón la persona se siente culpable y se purga.

 

Consecuencias de la bulímia

Los dientes se pueden ver muy dañados, incluso darse la perdida de piezas.

Puede darde depresión

Auto-lesiones

Ansiedad

Reflujo gástrico

Ulceras estomacales

La persona que padece bulimia suele mostrar engrosamiento en los nudillos de la mano (por autoinducirse el vómito)

Tratamiento

La terapia cognitiva conductual es el tratamiento primario para la bulimia. Se trabajan los pensamientos erroneos y otros problemas de base que suelen subyacer al propio problema, siendo en muchas ocasiones la bulímia un problema secundario a otras probleméticas que arrastra la persona. La bulimia tiene mejores resultados tras el tratamiento que la anorexia, por lo general.

 

bulimia_

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *