Síntomas de TDAH en los niños

¿Qué es el TDAH?

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es un trastorno mental complejo que puede afectar de forma directa sobre el rendimiento e incluso en el éxito del niño o la niña en el colegio, así como en las relaciones que establece con los demás compañeros.

Los síntomas del TDAH pueden manifestarse de forma variada y son a veces difíciles de reconocer.

Es de suma importancia remarcar que es necesario llevar al niño a un especialista que diagnostique adecuadamente este trastorno, nunca se puede caer en la tentación de etiquetar al menor basándonos simplemente en unos síntomas aparentes, tales como, que tu hijo sea muy inquieto. El peligro de etiquetar reside en que podemos llegar a limitar al niño según unos patrones preestablecidos, las etiquetas llevan a que la persona se comporte de manera estricta tal y como se espera que se debe comportar. Mientras que un correcto diagnostico se adapta a las necesidades del menor, le dota de la información necesaria para que este pueda reconocer determinados síntomas que se le puedan presentar y se le enseñan una serie de pautas para que pueda actuar ante dichos síntomas. Desde esta perspectiva, el objetivo es que el niño funcione con la mayor normalidad y funcionalidad, sin generar en su persona barreras y limitaciones.

A veces el diagnostico se realiza de forma tardía, durante la adolescencia, en muchas ocasiones los síntomas se manifiestan desde edades tempranas pero no son tomados en cuenta, por lo tanto, es importante que se realice un diagnostico precoz, ya que de este modo empezamos a trabajar implantando los adecuados apoyos psicopedagógicos en el colegio y/o de manera extraescolar, además de enseñarles técnicas de estudio, consiguiendo introducir mejoras de forma paulatina.

Resulta necesario que ante determinados síntomas se recurra al asesoramiento de un profesional, algunos de estos síntomas son:

Pensamiento centrado en uno mismo

Un signo común del TDAH es una incapacidad para reconocer las necesidades y deseos de otras personas. Un niño con TDAH puede interrumpir frecuentemente a otras personas cuando están hablando. Pudiendo presentar problemas para esperar su turno en las actividades comunes o cuando juegan con otros niños.

Turbulencia emocional

Un niño con TDAH puede tener dificultades para regular o controlar sus emociones. Llegando a experimentar estallidos de ira en momentos inapropiados. En los niños más pequeños se pueden presentar en forma de berrinches.

Inquietud continúa

Los niños con TDAH a menudo no pueden permanecer quietos. Estar sentados en su silla puede resultarles muy complicado y pueden mostrarse inquietos, levantarse frecuentemente, balancearse, etc…

Tareas sin terminar

Un niño con TDAH puede mostrar interés en muchas cosas diferentes, pero puede tener problemas para terminarlas. Por ejemplo, puede comenzar un proyecto, o tarea, pero pasar a otra cosa debido a la perdida de interés, o la falta de paciencia que aparece antes de terminar la misma.

Falta de concentración

Un niño con TDAH puede tener problemas para mantener fija la atención, incluso cuando alguien está hablando directamente con ellos.

Errores

Los niños con TDAH tienen dificultad para seguir instrucciones que requieren de cierta planificación. Esto puede conducir a errores debidos a descuidos, hay que señalar que estas señales no son muestra de pereza o falta de inteligencia.

Ensoñaciones

Los niños con TDAH no siempre responden al perfil de niño ruidoso o movido. Otro signo de TDAH es mostrase menos involucrado e incluso excesivamente tranquilo en comparación a otros niños.

Un niño con TDAH puede quedarse mirando fijamente a la nada, soñando despierto, e ignorando lo que está sucediendo a su alrededor.

 

 

fototdha

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *